La fuente del Paraiso

Si existe un cielo y un infierno; si existe un lugar donde todo es bello y hermoso; si existe un lugar donde cada paso que das te hace sentirte más feliz y completo; si existe el paraíso, pude sentir su magia…

El sábado tres de Mayo acudí a la celebración de la primera comunión de la hermana de mi amigo de Antequera.

En el combite, tras la comida y todo lo demás, más o menos a las seis de la tarde una de los miembros de caterin monto una especie de fuente de cinco pisos sobre una mesa enorme. A continuación colocó alrededor de dicha fuente infinidad de fruta cortada a trozos, pastelillos, chucherías y espongitas.

Yo pensé: como merienda está muy bien lo de la fruta, así aligeramos todo lo que hemos comido.

Cuando me acerqué a la mesa para coger un poco de fresa, kiwi, plátano,… En ese preciso momento mis ojos no daban crédito a lo que veían.

En ese momento pensé: Si Dios existe, y creó el Paraíso, e aquí la prueba.

Por los cinco pisos de la fuente empezó a surgir cinco burbujeantes cascadas de chocolate. Eso era la Gloria, la perfección de un sueño, el éxtasis, el nirvana…

Gula es lo que sentí, y para ser sincero me dejé atrapar en ella.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: